16 junio 2016--Representantes gubernamentales y de la sociedad civil se posicionaron sobre la necesidad de buscar soluciones duraderas al problema de apatridia que sigue afectando a los dominicanos de ascendencia haitiana, no obstante las medidas tomadas por el gobierno dominicano desde el 2014. Estos posicionamientos fueron sostenidos durante la Cuadragesima Sexta Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que tuvo lugar en Santo Domingo el pasado mes de junio.

El Secretario de Estado de EE.UU. John Kerry se posicionó sobre el tema frente al presidente Danilo Medina el pasado 14 de junio. Kerry subrayó la necesidad de solucionar el riesgo de apatridia que afecta a dominicanos de ascendencia haitiana y llamó a fortalecer esfuerzos para luchar contra la discriminación basada en raza, etnia y origen.

Para el canciller de San Vicente y las Granadinas, Camilo Gonsalves, los esfuerzos de República Dominicana y organismos multilaterales para revertir la crisis de derechos humanos desencadenada por la sentencia 168-13 del Tribunal Constitucional deben ser evaluados. Reconoció que el dictamen generó una condición de apatridia para miles de ciudadanos nacidos en el país. Así mismo, la canciller de Dominica, Francini Baron, consideró que debe ponerse atención a los desafíos que tienen los dominicanos de ascendencia haitiana. “Debemos proteger los derechos de todos los ciudadanos de las Américas”.

En este tenor, la Misión de Uruguay propuso medidas para prevenir y reducir la apatridia así como proteger a las personas apátridas en las Américas, a través de la resolución ómnibus sobre Promoción y Protección de Derechos Humanos (AG/RES. 2887 (XLVI-O/16) aprobada en la segunda sesión plenaria durante la Asamblea General el 14 de junio. A través de la misma, la OEA resuelve:

  1. Dar la bienvenida al Plan de Acción Mundial, a la Declaración y Plan de Acción de Brasil y a la campaña global promovida por ACNUR denominada #IBELONG, como el marco estratégico global y sub-regional que permitirá acabar con la apatridia.
  2. Destacar la importancia de las Convenciones sobre apatridia, e invitar a los Estados Miembros que aún no lo hayan hecho a que consideren ratificar o adherir a las mismas, según proceda, y además invita a los Estados Miembros a que establezcan procedimientos justos y eficientes para determinar la apatridia, y otorgar facilidades para la naturalización de las personas apátridas, según proceda.
  3. Exhortar a los Estados Miembros que no lo hubieran hecho aún, a eliminar la discriminación contra la mujer del régimen jurídico relativo a la nacionalidad, incluir salvaguardas apropiadas para prevenir los casos de apatridia, promover el registro civil y resolver debidamente los casos de apatridia existentes, en línea con sus obligaciones internacionales relacionadas con los derechos humanos y apatridia.

Previo a la Asamblea, representantes de la plataforma Dominicanos por Derecho colaboraron con actores de sociedad civil de toda la región americana para incorporar sus recomendaciones en las declaraciones temáticas de las mesas de Derechos Humanos, Afrodescendientes y Democracia, las cuales fueron leídas ante los Jefes de Delegación durante su encuentro con sociedad civil el 13 de junio en el nuevo centro de convenciones del Ministerio de Relaciones Exteriores (MIREX).

Por la Mesa de Afrodescendientes, representada por vocera Jenny Morón del Movimiento de Mujeres Domínico-Haitianas, se recomendó a la OEA “DAR A CONOCER el nivel de implementación de la Resolución AG/RES. 2826 (XLIV-O/14) sobre Prevención y reducción de la apatridia y protección de las personas apátridas en las Américas aprobada en la 44ª Sesión de la Asamblea General en junio de 2014. Esto, en consecución del Objetivo de Desarrollo Sostenible 16 sobre Paz y justicia, que en su apartado 16.9 plantea proporcionar acceso a una identidad jurídica para todos, en particular mediante el registro de Jenny Moron de MUDHA Vocera de la Mesa de Afrodescendientes en el Diálogo entre Jefes de Misión y sociedad Civil, previo a la Asamblea General, el 13 de junio del 2016Jenny Moron de MUDHA Vocera de la Mesa de Afrodescendientes en el Diálogo entre Jefes de Misión y sociedad Civil, previo a la Asamblea General, el 13 de junio del 2016nacimientos”.

En el marco de la actividad, la mesa de Derechos Humanos llamó al país a garantizar, sin discriminación, el derecho a la nacionalidad e identidad de todas las personas y el cumplimiento de las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, en esta materia. En ese mismo sentido, pidieron que la OEA avance para garantizar que las Américas sea el primer continente libre de apatridia y xenofobia. Una medida propuesta en este sentido fue la evaluación de sus aportes económicos al fortalecimiento de los registros civiles bajo condiciones de no discriminación.


Seguimiento a la Asamblea OEA

Poco después de la Asamblea OEA de Santo Domingo, los jefes de estado de CARICOM se reunieron en Georgetown, Guyana a comienzos de julio, donde emitieron un comunicado sobre el tema en discusión.

 

Relaciones con la República Dominicana

Los jefes de los estados reiteraron su profunda preocupación de cara a la situación de derechos humanos de los dominicanos de ascendencia haitiana en situación de apatridia en virtud de la Sentencia 168-13 del Tribunal Constitutional. Acordaron perseguir la incidencia política en los foros internacionales y las reuniones bilaterales para aliviar la situación apremiante de estas personas algunas de las cuales han sido expatriadas a un país con que no tienen vínculos.

Los jefes de los estados expresaron su preocupación también sobre la situación humanitaria de los migrantes haitianos deportados desde la República Dominicana y otros retornados haitianos. Acordaron además dialogar directamente, como sea necesario, con la República Dominicana sobre la temática de la apatridia y los remedios requeridos.